Follow by Email

martes, 15 de diciembre de 2009

Conviene evitar a toda costa la exposición prolongada a los realistas empedernidos.
Abstengase de ingerir sobredosis de cordura y de mezclar sueños guajiros con soluciones prácticas.

No hay comentarios: