Follow by Email

lunes, 23 de febrero de 2009

VERSATIL

"Tengo días de invertir en la bolsa y otros de apostar en Las Vegas"

RECETA DE COCINA

Tome entre los dedos el contenedor de tinta con decidida inspiración.
Quería escribir consejos para pasar los días, como si la vida fuera una receta de cocina, como si el amor fuera una ciencia exacta.

Ponte un suéter cuando salgas,
no te arrepientas nunca,
no metas tus sueños al microondas,
ríe como si de ello dependiera tu vida,
cree en todos pero no creas nada,
enamórate cada vez que puedas como si acumularas puntos por cada beso,
bebe la tristeza a cucharadas,
acuérdate de sacar el sol del refrigerador,
no compres nada por catálogo,
SÁLTATE TODOS LOS DOMINGOS DEL CALENDARIO,
olvídate de las reglas establecidas,
no sigas ni las mías.

OBRA NEGRA

Hoy me desperté con una certeza que me ayudó a pagar las 24 horas de mi día sin intereses: Estoy en obra negra.

En etapa inicial, no pasa nada sino he decidido que piso poner, ni que rumbo tomar.
Puedo ser art decó o minimalista, aún puedo escoger la ubicación de las ventanas y si quiero que miren hacia ayer o hacia mañana.

Las paredes no están pintadas, quedan asuntos por aplanar. Todavía estoy a tiempo de hacer pruebas de color y decidir entre una vida segura de blanco paz o una aventura que jura no prometer nada.

Sólo está la base que siempre puede cambiar,
no hay acabados, no hay punto final,
aún puedo adelantar o retrasar la mudanza,
no he cerrado el presupuesto.

Hoy me desperté con una certeza que me ayudó a pagar las 24 horas de mi día sin intereses:
Me quedan decisiones, resoluciones, determinaciones, juicios, sentencias, altibajos , certezas, votos, albedríos...

Me quedan arrojos, audacias, ideas, veredictos, mandatos, osadías, voluntades, titubeos, pronunciamientos, atrevimientos, intrepideces...

TIEMPOS INCORRECTOS

ESTUVE REVISANDO MINUCIOSAMENTE MI AGENDA,
CAMBIE PLANES, MOVÍ JUNTAS PERO..., NO TENGO NI UN MINUTO PARA OLVIDARTE.

Me hacen falta motivos para entrar en razón

HEMOS TENIDO MOTIVOS PARA FALLAR
QUE SE HAN CONVERTIDO
EN RAZONES PARA SEGUIR.

LA DOSIS EXACTA DE MENTIRAS

Me diste la dosis exacta de mentiras para creer que era verdad,
la medida justa para tomármelas a cucharadas.
No les pusiste sal ni dejaste que me empalagaran.

Mentías a cuentagotas para evitar que el peso del invento me arrancara la venda del delirio.
Me diste la dosis exacta de mentiras para pretender entender, intentar aguantar, suponer veracidad.
Creí tu monopolio de la verdad, que si caminas de prisa te vas a caer, que las lágrimas están contadas, que la historia no tiene subtramas, que la salida de emergencia no llega a ningún lugar.

Me bebí tus mentiras a sorbos,
no hice preguntas, no levantaste sospechas.
Las racionaste para que no escearan.

La dosis exacta de mentiras para que hasta tu creyeras que eran verdad.

CAUSA PERDIDA

Estás partiendo la rutina por la mitad,
quitándote las lagañas del debo, poniéndote gotas del quiero.
Dejas de tomar dictado de tus días,
no te preocupas por rimar las horas,
escribes en prosa tus placeres culpables,
te conviertes en cliché de causa perdida.

Haces tuya la convicción de no resistir más silencios incómodos en el elevador,
y de calcular el espacio que ocupan dos cuerpos tenidos en la cama,
te conviertes en cliché de poeta de vías de destrucción.

Dejas reposar la culpa y azotas las expectativas contra las banquetas,
entiendes lo que sabes y has sabido siempre.
Vas a donde nadie te espera y haces un hoyo en la pared para que entre quien quiera,
te conviertes en cliché de bohemio pero... no sabes tocar la guitarra.

caminas..., cliché de peregrino,
hablas..., cliché de voceador.

SENTIDO COMÚN

ESCONDIDO TRAS ESTAS LETRAS ESTÁ LO QUE EN REALIDAD TE QUERÍA CONTAR Y QUE MI SENTIDO COMÚN SE NEGO A ESCRIBIR.

ASÍ SE SIENTE

Una canción que me quiero saltar...
un rechinido de gis en el pizarrón,
un despertador taladrando el día,
un derrumbe de ideas edificadas,
el papeleo de un trámite burocrático,
tener hambre y no poder comer,
tener sueño y no poder dormir,
tener lágrimas y no poder llorar,
hacer lo posible y que lo posible no sea suficiente...
así se siente una decepción.

NOS QUEJAMOS DE LA GUERRA

Nos quejamos de la guerra pero herimos de muerte a los idealistas,
les disparamos en la sien para que no nos contagien la peste de soñar.
Nos quejamos de la guerra, pero caminamos por la calle con armadura,
usamos chaleco antibalas para evadir el dolor.
Nos quejamos de la guerra pero dividimos el territorio protegiendo nuestro carril del periférico de los automovilistas de bandos enemigos que quieran pasar.
Nos quejamos pero, la apoyamos.
Nos quejamos pero, la fomentamos,

NOS QUEJAMOS DE LA GUERRA PERO NO VIVIMOS EN PAZ.

MIENTRAS NOS DURE

Somos eternos... mientras nos dure,
mientras nos muramos de amor,
mientras no nos hagamos preguntas,
mientras no tengamos razón,
mientras vivamos de sueños,
mientras no despertemos.

Somos eternos... mientras nos dure,
mientras nos sobren motivos,
mientras no nos queramos cambiar,
mientras ignoremos el miedo a perdernos,
mientras vivamos de sueños,
mientras nos despertemos.

Somos eternos... mientras nos dure,
mientras conozcamos nuestros secretos,
mientras nos reservemos la verdad,
mientras nos prometamos el mundo,
mientras vivamos de sueños,
mientras no toquemos el suelo,
mientras no despertemos.

Te convences de que eres feliz

Se cruza la casualidad por la calle,
se pasea vanidoso el deseo por los días,
y te acuerdas que has traspasado los olvidos,
y te convences de que eres feliz.

Instantes insufribles llenan las horas,
pensamientos ajenos rozan tus manos,
algún recuerdo modificado ocupa tu boca,
y te convences de que eres feliz.

La emoción te sabe a otro nombre,
el silencio es boleto instantáneo a esos mundos que nunca pisaste, esos países de sueños de los que no regresaste.

Y por más locas las ganas,
Y por más enunciados que empiezan con quiero,
Y por más sentimientos cínicos que no se arrepienten,
Y por más historias inciertas y besos faltantes..., te convences de que eres feliz.