Follow by Email

lunes, 28 de marzo de 2011

MEJOR

Todavía no te he cantado la canción que nunca te escribí, falta darnos cuenta que hay cosas que es mejor no aprender como a devaluar los besos largos por caricias cortas de intereses altos, a escribir en un frío teclado y olvidar la complicidad que existía entre el alma y el papel.

Es mejor no aprender...
a soñar dentro de una oficina,
a ser lo que no imaginamos,
el amor con contraseñas,
esas señas obscenas,
a amanecer de noche para vivir al día,
a dar pasos sin llegar a algún lugar,
que el mundo es más que un juego y menos que un tablero.

Es mejor olvidar...
las llaves de mi casa por si me canso de volver,
la nacionalidad del de la foto,
que el tiempo es un globo y las horas agujas,
la esquina de tu boca en la que no me dejaste doblar,
olvidar que hace falta más que respirar para salir a flote.

Es mejor creer...
que la luna cabe en una quesadilla,
que tengo razones para quedarme,
que la sombra es esa persona enigmática que siempre me acompaña.

Mejor decir que la culpa pasó por su liquidación,
mejor cantar, mejor reír, mejor quedarnos abrazados sobre el sillón.


No hay comentarios: