Follow by Email

lunes, 23 de febrero de 2009

LA DOSIS EXACTA DE MENTIRAS

Me diste la dosis exacta de mentiras para creer que era verdad,
la medida justa para tomármelas a cucharadas.
No les pusiste sal ni dejaste que me empalagaran.

Mentías a cuentagotas para evitar que el peso del invento me arrancara la venda del delirio.
Me diste la dosis exacta de mentiras para pretender entender, intentar aguantar, suponer veracidad.
Creí tu monopolio de la verdad, que si caminas de prisa te vas a caer, que las lágrimas están contadas, que la historia no tiene subtramas, que la salida de emergencia no llega a ningún lugar.

Me bebí tus mentiras a sorbos,
no hice preguntas, no levantaste sospechas.
Las racionaste para que no escearan.

La dosis exacta de mentiras para que hasta tu creyeras que eran verdad.

No hay comentarios: