Follow by Email

domingo, 26 de diciembre de 2010

EL AÑO NUEVO EMPIEZA EL 20 DE NOVIEMBRE

Llegaron tantas historias a mi mente, hice y desbaraté tantos planes, fui pasajero, conductor, colado y parte de la tripulación.
Repasé la lista de sueños pendientes, recordé los pagos vencidos, me volví millonario, vagabundo desolado y viajero acompañado.
Escribí un cuento en la cabeza, perdí lo que estaba buscando y encontré justo lo que venía necesitando. Recordé que aprieta la distancia y que aunque me cueste aceptarlo el mundo todavía me queda guango.
Me faltó el aire y me llené de amor los pulmones, me enamoré de la persona de al lado y le fui infiel a la idea de cautiverio.
Me arriesgué, me arrepentí y al oír el llamado para abordar el vuelo descubrí que nunca antes me había sentido tan feliz; feliz de compartir el viaje; feliz de ver mi promesa materializada en una argolla metalizada.

No hay comentarios: